26%

Recaudado 1.280 €

Objetivo 5.000 €

Donativos 8

Faltan1 Días

A favor de VIDESSUR

Dona a este reto

Las Salesianas se encuentran en Wau desde 1983, año de inicio de la segunda guerra civil sudanesa. Ante la situación de emergencia, en 1985 construyeron en Wau el Centro de Salud “Ireneo Wein Dut”, para atender a víctimas de la guerra y a la población del entorno. La guerra finalizó en 2005, dejando graves secuelas en la población. Este dispensario se especializó posteriormente en la atención a niños/as, mujeres embarazadas y pacientes con enfermedades infecciosas, como tuberculosis y malaria, a los que sigue atendiendo en la actualidad. Con la ayuda de distintas asociaciones se pudieron reformar las instalaciones.

En 2011 Sudán del Sur se independizó; pronto estallaron conflictos tribales entre grupos étnicos, y en 2013 comenzó la Guerra civil de Sudán del Sur. Aún no se ha llegado a un acuerdo de paz definitivo, por lo que el país vive en estado de guerra intermitente.

La zona de Wau, donde se ubica el centro de salud de las Salesianas, presenta actualmente cierta situación de estabilidad en relación a otras zonas del país, y esto ha provocado en los últimos años la proliferación de asentamientos de desplazados internos en campos de refugiados, con un crecimiento importante de la densidad de población y muchas necesidades básicas que atender.

Desde su llegada a Wau, las Salesianas realizan su misión entre los niños, niñas, jóvenes y mujeres que se encuentran en situación de mayor vulnerabilidad a través de la sanidad y la educación, cubriendo necesidades básicas de salud, alimentación y educativas, que son prioritarias para el desarrollo y la estabilidad en este contexto de conflicto.

El país cuenta con algunos de los indicadores más bajos del mundo en desarrollo humano. La mayoría de la población vive de la agricultura de subsistencia. Es una situación de extrema pobreza y vulnerabilidad tras décadas de conflicto armado, sin desarrollo de la industria ni de infraestructuras básicas. Aunque el saneamiento y la higiene son determinantes para la supervivencia infantil y la salud, en Sudán del Sur el agua corriente y el agua potable son bienes escasos. El 66% de la población vive por debajo del umbral de la pobreza, y la esperanza de vida es de 57 años.

Los enfrentamientos bélicos han provocado la devastación de muchas infraestructuras, incluidas las educativas y sanitarias, el desabastecimiento de todo tipo de bienes y mercancías, y una completa erosión tanto del tejido social y productivo como de las oportunidades vitales del conjunto de la población. Esta realidad contrasta con la abundancia de recursos naturales de la región, en la que se encuentra una de las zonas agrícolas más ricas del continente, además de petróleo, que es su mayor fuente de riqueza.

Pero la población que carece de medios incluso para cumplir las medidas higiénicas de prevención.

VIDESSUR

VIDESSUR

VIDESSUR promueve actividades de formación y sensibilización y de actuación concreta mediante talleres, campos de trabajos nacionales e internacionales, proyectos de cooperación al desarrollo y apadrinamientos. Para el desarrollo de estas actividades VIDESSUR cuenta con la aportación de numerosas personas que hacen efectiva su solidaridad.

Los beneficiarios de la acción de VIDESSUR son colectivos desfavorecidos, especialmente la infancia, juventud, mujer e inmigrantes. También las personas voluntarias provenientes de clase social media que dando su tiempo y, sobre todo, a ellas mismas, encuentran cauces para vivir la solidaridad de forma práctica.

Más informaciones en: http://videssur.org/ 

Más información ›

Donantes (8)

Recaudado 1.280 € de 5.000 €

Donativos 8

Faltan 1 Días