74%

Recaudado 2.815 €

Objetivo 3.786 €

Donativos 56

Reto finalizado

En 2006, la Fundación Cione Ruta de la Luz inició un proyecto de salud visual en Mozambique, a partir de entonces, nuestra labor fue ampliándose, consiguiendo en un primer momento la instalación de un taller óptico en el hospital de Boane. Dada nuestra persistencia con este proyecto y la continua necesidad de reiterarlo año tras año, en 2009, se emplaza una óptica, la Óptica Encontro, en esta localidad con el objetivo de resultar auto sostenible.

En esta óptica se atiende a personas que no tienen recursos y que no pueden costearse una gafa, y en ella colabora un técnico de 22 años, que se llama Bulande, cuya máxima ilusión es estudiar la carrera de optometrista. Bulande ayuda a la Ruta de la Luz desde hace años, además, trabajó en la Óptica Encontro mientras estudiaba en el instituto para ayudar económicamente en su casa, y se ha convertido en un técnico imprescindible en la óptica y en un montador de lentes excepcional. Son muchos los esfuerzos que Bulande ha empleado para poder formarse en esta área, hasta que finalmente este año ha sido admitido en la facultad de óptica, en la Universidad de Lurio, al norte del país.

A pesar de ser un gran trabajador, la situación económica de Bulande no le permite poder hacerse cargo de los gastos que conllevan los estudios durante cuatro años de su carrera, ya que estos suponen no solo las tasas universitarias, sino el transporte  desde su ciudad de residencia al sur del país hasta la universidad, al norte (separadas por una distancia de 2.100 km),   así como la manutención en ese periodo de tiempo, y el esfuerzo económico que supone dedicar su tiempo a los estudios en lugar de dedicárselo a tiempo de trabajo remunerado.

Además, siendo uno de los principales objetivos en nuestros proyectos de cooperación internacional, el de poder conseguir la auto sostenibilidad de las ópticas emplazadas a través del personal local, no podemos pensar en nadie mejor que Bulande para seguir con la labor que empezó la fundación hace años.

Junto con todo lo mencionado, no hay que olvidar que la población de Boane se sigue enfrentando a una gran dificultad en el acceso a servicios ópticos y en definitiva en el acceso a un correcto desarrollo de su salud visual. Por tanto, la existencia de una optica solidaria como la optica Encontro (cuyo pecio es a un menor coste y que permite la accesibilidad de aquellos que poseen limitados recursos económicos) y la posibilidad de mantenerla en el futuro durante un largo periodo de tiempo, resulta fundamental.

Por todo esto, queremos conseguir el apoyo económico necesario para que Bulande pueda formarse y asumir el control de la óptica Encontro en el futuro.  ¡ Ayúdanos a conseguir un futuro como óptico a Bulande y a mejorar el acceso a la salud visual en Boane !

Además ....¡ tu solidaridad está premiada !, y en tu próxima declaración de la renta puedes deducirte: 

  • Personas físicas (IRPF). Hasta 150€: 75% | Resto: 30%.
  • Personas jurídicas (Impuesto de Sociedades): 35%.
Fundación Cione Ruta de la Luz

Fundación Cione Ruta de la Luz

Nuestra misión es la de mejorar la salud visual de personas en riesgo de exclusión social en países en vías de desarrollo y en España.

¿Te imaginas lo que es ir al colegio y no entender porque lo que hay en la pizarra no tiene sentido para ti y para el resto sí?, ¿Y estar trabajando y empezar con sensaciones de mareo por causa de una visión borrosa?, ¿o simplemente no poder ver de forma nítida a tus seres queridos?

Muchas personas se sienten de esta manera, sin embargo, tanto en España, por escasos recursos económicos, como en algunos países en desarrollo, por falta de infraestructuras, personal o escasos recursos, estas situaciones son habituales y es entonces cuando algo tan común como una revisión visual y la entrega de unas gafas graduadas, supone una barrera en el desarrollo de su calidad de vida.

La fundación lucha desde el año 2000 para combatir estas situaciones. A través de nuestros proyectos nacionales e internacionales, conseguimos acercar servicios básicos, como es el de la salud visual, a aquellos con difícil acceso a este bien. Con las revisiones realizadas por los ópticos cooperantes y la posterior entrega de gafas graduadas a los beneficiarios/as, las personas pueden empezar a normalizar su vida, desde mejorar en sus estudios, hasta el correcto desempeño de sus trabajos, y la eliminación de las molestias derivadas de una mala visión. Además, creemos que tenemos la responsabilidad no solo de ofrecer una ayuda, sino de que esta sea sostenible en el tiempo y en las diferentes comunidades. Por ello, realizamos una importante labor de incidencia formando tanto a personal local como a familiares y profesores en la importancia de tener una correcta salud visual y el uso de las gafas resultantes de nuestras revisiones. Como en todo, tu aportación económica nos ayuda a poder seguir con esta preciosa labor y nos motiva a crear proyectos más ambiciosos a través de los cuales poder alcanzar a una mayor población y a ayudar en la transformación de muchas más vidas.

Más información ›

Donantes (56)