Recaudado

0€

A favor de

Copiar código
Código copiado
Dona

RECONSTRUYENDO SIRIA… DESDE LA ESCUELA

Las comunidades educativas de las Salesianas de España, a través de la Campaña Domisal 2020, quieren construir en Siria dos nuevos centros educativos: uno en Damasco y otro en Alepo, donde los niños y niñas tendrán posibilidades de formarse y crecer.

Recaudado

0€

Objetivo

10.000€

Donativos

0

Faltan

Finalizado

0%

A favor de

Reto liderado por

Categoría

Inserción social Educación Cooperación internacional

Comparte este reto

Copiar código
Código copiado

Publicado: 26 abr. 2020

Las comunidades educativas de las Salesianas de España organizan anualmente una campaña solidaria para apoyar a una misión en algún país en desarrollo. Con la Campaña Domisal 2020 van a participar en un proyecto junto a todas las comunidades del mundo, que consiste en construir en Siria dos nuevos centros educativos: uno en Damasco y otro en Alepo, donde los niños y niñas podrán estudiar desde la etapa Infantil hasta Bachillerato, y tendrán posibilidades de formarse y crecer en un ambiente de armonía, alegría y familiaridad aún en un contexto de guerra, pobreza y destrucción.

La guerra civil que comenzó en 2011 por el enfrentamiento entre las Fuerzas Armadas y la denominada “oposición siria”, que incluía a varios grupos terroristas, pronto se transformó en un conflicto internacional. De los 22.000.000 de habitantes del país, más de la mitad se han visto obligados a huir, a dejar sus hogares, provocando la mayor crisis mundial de desplazados y refugiados. Más del 83% de la población vive bajo el umbral de la pobreza. Más de 13.000.000 de personas necesitan protección: 6.500.000 sirios se han refugiado en los países limítrofes, y, además, más de 6.000.000 se han convertido en desplazados internos. Más de 11.000.000 de personas carecen de asistencia sanitaria.

Antes de la guerra, el país disponía de un sistema educativo de calidad, pero la escalada de violencia, los desplazamientos de población, el aumento de la pobreza y la falta de recursos han provocado un desbordamiento del sistema, que impide el acceso a la educación a millones de menores (en 2019 unos 3.000.000 de chicos, un tercio de la población en edad escolar). Miles de escuelas han sido destruidas, otras se están utilizando como refugios para población desplazada; otras han sido ocupadas por las fuerzas armadas o por grupos terroristas implicados en el conflicto. Por otra parte, la gran escasez de profesorado se debe tanto a los  desplazamientos de la población como a la cantidad de profesores asesinados. En áreas que acogen a una gran cantidad de población desplazada se está llegando a atender a más de cien alumnos por aula.

Hay niños que nunca han asistido al colegio, otros que han perdido años de su educación. Hay familias que no pueden enviar a sus hijos a la escuela por la inseguridad y violencia. Hay menores que se arriesgan a morir para asistir a clases. En este contexto está también el peligro de caer en redes de explotación de trabajo infantil o ser reclutados por grupos armados como niños soldado.

Las Salesianas desarrollan su misión educativa en Siria desde 1913, en un contexto multicultural y multirreligioso. Las comunidades se encuentran en Damasco, la capital, y en Alepo, que era el centro industrial del país; ambas ciudades ahora están en ruinas.

En Damasco las Salesianas dirigen el Hospital Italiano de las ANSMI y una Escuela Infantil.

De Alepo, la comunidad tuvo que salir en 2015 a consecuencia de la guerra, pero pudo volver en 2018, y allí continúan animando una pequeña Escuela Infantil en unas salas que han habilitado para ello, pues la estructura del edificio ha sufrido daños irreparables. 

En estas escuelas se ofrece también a los niños y niñas el almuerzo y merienda, lo cual es una gran ayuda para sus familias. En ambas comunidades también se realizan actividades de tiempo libre, lúdicas y formativas, abiertas a todos los niños, niñas, adolescentes y jóvenes del entorno. Y se llevan adelante talleres y cursos de formación para el empoderamiento de las mujeres.

Las Salesianas manifiestan que es muy doloroso recorrer cientos de km y solo ver destrucción, pueblos enteros evacuados; los edificios, las calles, los vehículos, irreconocibles. Viajar es muy peligroso debido al conflicto que continúa entre  el ejército sirio y grupos terroristas.

La campaña Domisal 2020 tiene como objetivo el proyecto de construir dos nuevos centros educativos, para ofrecer una educación dignificada a todos los menores de estas comunidades devastadas por la guerra, lo que actualmente no es posible debido a la escasez de aulas y estructuras disponibles en las escuelas infantiles existentes.

Creemos que ofreciendo a los pequeños, a los adolescentes, a los jóvenes y a sus familias estructuras educativas vamos a asegurar una cultura de paz y un futuro de esperanza. Las ciudades de Alepo y Damasco son puntos estratégicos y de gran concentración de población. En estas nuevas plataformas educativas los menores podrán sentirse seguros y protegidos, en un ambiente de alegría, estudio y convivencia pacífica.

Queremos ayudar a este pueblo a levantarse, y que puedan volver los que tuvieron que huir, empezando por los pequeños, los más indefensos.

 

VIDESSUR promueve actividades de formación y sensibilización y de actuación concreta mediante talleres, campos de trabajos nacionales e internacionales, proyectos de cooperación al desarrollo y apadrinamientos. Para el desarrollo de estas actividades VIDESSUR cuenta con la aportación de numerosas personas que hacen efectiva su solidaridad.

Los beneficiarios de la acción de VIDESSUR son colectivos desfavorecidos, especialmente la infancia, juventud, mujer e inmigrantes. También las personas voluntarias provenientes de clase social media que dando su tiempo y, sobre todo, a ellas mismas, encuentran cauces para vivir la solidaridad de forma práctica.

Más informaciones en: http://videssur.org/ 

Donantes (0)

Patrocinadores