43%

Recaptat 7.656 €

Objectiu 17.810 €

Donatius 137

Falten283 Dies

Dóna

La teva aportació té beneficis fiscals de fins el 75%

Son dos hermanos gemelos de 5 años de edad diagnosticados con Trastorno del Espectro Autista, los cuales precisan de manera prioritaria el apoyo de un Perro de Asistencia que les facilite el día a día. No es un apoyo más, es un recurso de primera necesidad.

Joan y Agustí, con Trastorno del Espectro Autista, tienen grandes necesidades de apoyo causadas sobre todo por dificultades en la comunicación, conducta y el alto grado de hiperactividad que presentan.

Un perro de asistencia seria clave para gestionar el día a día de la familia a la hora de salir a la calle en:

  • Reducir el alto riesgo de fuga que existe, (siempre se necesitan un mínimo de 2 personas para poder salir a la calle con seguridad), el perro ayuda tumbándose al suelo cuando se tensa el arnés que lo une al niño, impidiendo que este escape. El perro de asistencia garantiza la posibilidad de salir a la calle sin riesgos de atropellos o de que los niños se extravíen.
  • Localización en caso de extravió, el perro se entrega perfectamente adiestrado para que en caso de desaparición de Joan o de Agustí, este rastree su olor corporal hasta localizarlos, es bastante habitual que un niño de estas características se pierda.

Además, el perro de asistencia, en casa sería un apoyo constante en:

  • Regulación sensorial, el perro entre otras acciones, se posa sobre ellos y satisface las necesidades de presión que necesitan los niños hipo sensoriales como Joan y Agustí.
  • Irrupción de las conductas repetitivas, el perro cada vez que el niño inicia una de estas conductas la interrumpe de inmediato dicha conducta lamiendo al niño.
  • Dificultades para dormir, Joan y Agustí duermen poco, seccionado y de forma muy poco profunda, lo que muchas veces produce una alteración de las rutinas del día siguiente, que  tanto necesitan, dormir con un perro de asistencia mejora sustancialmente el sueño de niños con estas características.
  • Hiperactividad, algún día que les hemos colocado un reloj inteligente, son capaces de superar los 25.000 pasos diarios con facilidad, por lo que el simple hecho de la compañía de un perro de asistencia  les relajaría y podrían centrase en superar nuevos retos para los que tienen capacidad pero son incapaces de hacerlo debido a que no pueden estar quietos.

No menos importante es el trabajo de los diferentes profesionales que tratan a Joan y Agustí, la colaboración de un perro de asistencia facilitaría su trabajo en el progreso en campos como la comunicación, autonomía, control de la impulsividad, sociabilización…

La colaboración en el cuidado de Joan y Agustí, por parte de un perro de asistencia adiestrado por Instructores de Perros de Asistencia profesionales especializados en niños con TEA durante un periodo de 8 meses para:

- Anclar las fugas 

- Localizar a los niños en caso de que se pierdan de la vista mediante el sentido del olfato

- Ayudar a la conciliación del sueño mediante una posición en la que presione y de calor, induciendo la relajación fisiológica

- Interrumpir diversas conductas mendiante lametazos o pequeños empujones con el morro bajo la orden (o de forma automática cuando las conductas de inicien)

- Acompañar de forma tranquila y educada a los menores en todo tipo de espacios públicos (hospital, peluquería, comercios, transportes..) para reducir sus niveles de estrés y favorecer una relación positiva con el entorno.

Habilidades que permitirán a los padres emprender nuevos retos con los niños dentro y fuera de casa y que se reciclarán año tras año con el apoyo de los instructores durante toda la vida de servicio del perro.

Por todo ello valoramos, sabiendo que:

  • Que salir a la calle se convierte en un peligro, porque ellos no ven los riesgos y  cruzan la carretera sin mirar.
  • Que los problemas de conducta pueden agravarse por los estímulos demasiados fuertes a los que se ven expuestos al salir a la calle.
  • La gran necesidad de mejorar los problemas de comunicación.
  • Etc.

un Perro de Asistencia sería de un valor incalculable para una familia que busca dar a sus hijos todas las oportunidades, pero a la que, literalmente, le faltan manos, ayuda a Joan y Agustí      a conseguir un apoyo necesario. Cada ayuda cuenta, gracias por tu aportación.

Asociación DogPoint

Asociación DogPoint

ONG especializada en la ayuda a familias de niños con TEA (Trastornos del Espectro Autista). Entrenamos los Perros de Asistencia que las familias necesitan. Nuestros perros evitan que los menores crucen carreteras, los localizan en caso de que se desorienten, reducen sus crisis sensoriales y favorecen la inclusión social. Marcan la diferencia cuando las familias tienen miedo de salir a la calle porque el peque lo va a pasar mal o se va a escapar. 

Més informació ›

Donants (137)

Recaptat 7.656 € de 17.810 €

Donatius 137

Falten 283 Dies