Cinco ideas para ser solidario en verano

Cinco ideas para ser solidario en verano

Todas las épocas del año son buenas para implicarse con causas sociales y solidarias, así que el verano, aunque lleguemos a 40 °C y sólo podamos pensar en piscinas y helados, no queda excluido. Además, muchos de nosotros tenemos algo más de tiempo en verano, así que es el momento perfecto para devolver al mundo lo que uno recibe. El voluntariado, las prácticas en organizaciones sociales y solidarias, el deporte con valores, las celebraciones solidarias o los viajes responsables son algunas opciones para ser solidarios este verano.

  1. Haz un voluntariado este verano

El verano es un buen momento para dedicar tiempo a esas personas que lo necesitan: las personas mayores, las personas con diversidad funcional, l@s niñ@s que se encuentran en riesgo de exclusión social o las personas que se encuentran en situación de pobreza o vulnerabilidad en algunos países del mundo. Las organizaciones sociales y solidarias tienen necesidades de voluntariado muy variadas y con toda certeza podrás encontrar el voluntariado que encaja con tus expectativas, ya sea de acción local o de cooperación internacional.

Dedicar tu tiempo a los demás es una de las maneras más gratificantes de aportar valor en la sociedad en la que vivimos. Las posibilidades son muchas y a continuación te dejamos sólo algunos ejemplos: ser monitor/a en colonias de verano, participar en las escuelas de verano para el refuerzo escolar, dedicar tiempo a estar con personas que necesitan atenciones y/o compañía, participar en tareas de limpieza de espacios naturales o sensibilización medioambiental o realizar un voluntariado de cooperación internacional.  

Para encontrar un voluntariado, os recomendamos que echéis un vistazo a las bolsa  webs de las organizaciones que os interesan por su área de actuación o que busquéis en alguno de estas páginas webs, muy conocidas dentro del tercer sector:

 

  1. Practica deporte con valores

Si tienes pensado participar en alguna prueba deportiva (una travesía en aguas abiertas, un triatlón, un medio maratón o maratón, un trail de montaña o el camino de Santiago), tenemos una propuesta para ti: ¡practica el deporte con valores! Te preguntaras exactamente en qué consiste. Es muy sencillo: un reto deportivo es una buena excusa para unirlo a un reto solidario, movilizarte y movilizar a tu entorno más próximo para que juntos apoyéis una causa social.

En la práctica, decide qué causa social y solidaria quieres apoyar y en qué organización te gustaría que tu ayuda se materializara. Esto es lo más importante: saber para qué colectivo corres, nadas, andas o pedaleas. El resto es bien sencillo: entra en migranodearena.org y crea un reto solidario para apoyar a la organización seleccionada. Crear el reto te llevará no más de cinco minutos: tienes que escribir un título, una descripción, subir un par de fotos y un vídeo si lo tienes, seleccionar un objetivo de recaudación y marcarte un tiempo límite para conseguirlo.  Después deberás compartirlo con todos tus contactos para que te apoyen con una pequeña aportación a través de crowdfunding. Tal y como dijo Eduardo Galeano: “mucha gente pequeña, en lugares pequeños, haciendo cosas pequeñas, puede cambiar el mundo”.

Y para que te inspires, aquí algunos retos solidario-deportivos: maratón por la diabetes infantil, 770 km en MTB por la leucemia y pádel solidario.

 

  1. Haz prácticas en una organización social y solidaria

En verano, algunas organizaciones abren las puertas a estudiantes en prácticas. Si estás cursando estudios universitarios o estudios de grado medio/superior y crees que tu formación y/o experiencia puede ser útil para una organización y que, a su vez, el hecho de adentrarte en la gestión de una organización del tercer sector puede ofrecerte competencias interesantes para tu formación y currículum, no lo dudes y echa un vistazo a las ofertas laborales en condición de prácticas. Podrás poner en práctica tus conocimientos y, por otro lado, adquirirás habilidades profesionales que de bien seguro te servirán en un futuro.

​En este sentido, hay dos aspectos importantes en los que pensar: qué tareas quieres realizar (gestión, fundraising, comunicación, gestión de proyectos, administración, etc.) y con qué organización te gustaría colaborar. Sin duda, las prácticas resultarán más atractivas si realizas tareas adecuadas a tu perfil y si ayudas a un colectivo con el que te sientes especialmente sensibilizado.

 

  1. Organiza una celebración veraniega solidaria

En verano estamos más abiertos a celebraciones, salir con amigos, barbacoas en el jardín y, siempre que nosotros seamos los organizadores, tenemos la oportunidad de convertirlo en un evento solidario.

Si eres el anfitrión de una cena, barbacoa o cualquier celebración, pide a tus invitados que no traigan nada y que, por lo contrario, realicen una pequeña donación a una causa social y solidaria encabezada por una organización. Entre todos podéis apoyar la tarea de salvamento de personas migrantes en el Mediterráneo de Proactiva Open Arms, la lucha contra el sinhogarismo en Barcelona de la mano de Fundación Arrels, o ayudar a destinar más recursos para la investigación científico-médica de determinadas enfermedades o el cáncer en el Hospital Sant Joan de Déu o el Hospital Universitario Vall d’Hebron.

Pónselo fácil a tus invitados: crea un reto solidario y explícales qué organización y causa te gustaría apoyar y por qué. ¡Estamos seguros que todos estarán encantados de hacer una aportación solidaria en tu reto!

 

  1. Viaja con conciencia solidaria

Cuando se viaja en verano, uno se puede interesar por conocer más sobre la realidad del destino, ya que, a menudo y según qué países, más allá de los hoteles y las playas, las comunidades autóctonas se enfrentan a un día a día más complicado y precario del que nos podemos imaginar. Una opción es ir a conocer o informarse de la mano de las organizaciones que están trabajando en el terreno y averiguar cómo ellas están ayudando a la población autóctona, qué necesidades tienen y cómo podrías ayudarles tú. Además, también puedes encontrar agencias de viaje que ofrecen viajes donde la sostenibilidad y el medioambiente son parte imprescindible de sus packs de viajes.